Carencia de autoridad de padres en el hogar, debilita la educación

Conversar sobre la educación chalaca con una educadora de viejo estirpe y formadora de niñas de gran valor social, como la profesora Constanza Hurtado Martínez, da para muchas páginas de un órgano de información diaria.

          El sub Decano de la Prensa Nacional, Diario EL CALLAO, aprovechando la visita de un de las tantas promociones egresadas del emblemático colegio de mujeres “Heroínas Toledo” en su domicilio en el distrito de La Punta, simplemente dijo: La educación antigua fue mejor.

          Y no le faltan razones para explicar ese concepto de la educadora chalaca, cuyas críticas fueron muy fuertes para los padres de familia que no están cumpliendo hoy en día su rol como tales.

          “La falta de autoridad de los padres de familia en los hogares, ha devaluado a la educación, ocasionando también la pérdidas de valores sociales, agravándose aún más, cuando el Ministerio de Educación sacó de la curricular escolar hace varios años, el curso de educación Cívica”, remarcó la profesora Constanza Hurtado Martínez.

          El diálogo entre el diario EL CALLAO y la educadora chalaca, se produjo después de la reciente visita de la promoción “LHENI” (Lucharemos Hasta Encontrar Nuestros Ideales)  al domicilio en la calle Medina, en el exclusivo distrito de La Punta.

          “Pero confío que nuestra educación mejorará, cuando los padres de familia y maestros comprendan que la educación se da con los ejemplos “, manifestó la educadora Constanza Hurtado.

         

Con exalumnas de la promoción 1980 “LHENI”. Son como mis hijas” les dijo a todas en la ocasional visita en La Punta.

Aproximadamente un mes perdió al mejor de toda su vida, su esposo Mario Alor Medina, un caballero para interpretar  la música de nuestro acervo criollo.

          Fiel a su estilo recordó que mientras era directora por décadas en el emblemático colegio femenino “Heroínas Las Toledo”, se daba tiempo para todas sus alumnas, se convertía en una amiga más, y porque no en su madre de familia.

          “Los directores tienen la obligación  de inspeccionar todo el plantel, desde los servicios higiénicos hasta la última aula y confirmar la presencia del profesora o profesora en sus respectivas aulas”, añadió.

          Sostuvo que cada docente o profesora era responsable  en su hora de clase, era responsable de la disciplina, de la buena enseñanza y conocer la realidad de los hogares, mediante reuniones con padres de familia.

          Dijo que como educadora chalaca, jamás olvidará la experiencias recogidas de sus alumnas, hoy en día buenas abuelas, excelentes madres de familia y personas de gran valía (Roberto pachas Jacobo)

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet
+1