Fábrica de sulfato era bomba de tiempo en Ventanilla

Durante operativos por la zona industrial, la Municipalidad de Ventanilla sancionó con la clausura temporal a la planta de producción de la compañía Sulfato de Cobre S.A. (SULCOSA), ubicada en la avenida Alonso de Molina N° 247, Zona Industrial.

          En la intervención, que contó con la participación de la fiscalía del delito en material ambiental y representantes de DIRESA-Callao, personal de la Subgerencia de Fiscalización encontró que la empresa operaba sin certificado de Defensa Civil vigente, procediéndose al cierre temporal.

          “Nosotros como municipalidad vemos los temas administrativos y el certificado de Defensa Civil venció en noviembre, por ello la planta permanecerá cerrada hasta que se haga la renovación de dicho documento” señaló el subgerente de Fiscalización, Juan Carlos Leonard.

          Además de la clausura temporal, la infracción de la compañía por no contar con su certificado de Defensa Civil, incluyó la multa de una U.I.T. cuyo valor para el 2017 ascendió a S/. 4,050.

          Pese a que durante la intervención se constató el estado de la planta y la emisión de humo, estas observaciones deberán ser corroboradas por el Ministerio de la Producción y el Ministerio del Ambiente, a través del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), quienes son los encargados de fiscalizar y sancionar a las empresas que incumplan los estándares medioambientales.

ATNTECEDENTES

En el joven distrito Mi Perú, se acentuado la presencia de plantas industriales que hacen caso omiso a las normas y menos al reclamo de mucha gente, especialmente en los sectores marginales.

Muchos  niños respiran y tragan constantemente el plomo que viaja en el aire y se deposita en el suelo. Cuando juegan al fútbol, a las muñecas o a las canicas en las calles de tierra, el viento arroja el polvo tóxico en sus caras. Cuando se llevan los dedos a la boca, literalmente comen plomo.

Casi 70 mil vecinos, entre niños y adultos, que lidian con este problema exigen mano dura y valla que sus reclamos en las últimas semanas fueron escuchados por las instancias correspondientes y están haciendo sentir el peso de la Ly con la intervención en muchas plantas industriales.

. Los estudios de monitoreo en el aire realizados por la DIRESA Callao el año pasado arrojaron cifras alarmantes.

Se halló varias zonas de Mi Perú y los asentamientos humanos de Ventanilla plomo en promedio de de 0.85 ug/m3 el año 2013 un año después, las cifras se incrementaron también.

Ambos metales excedían a los límites internacionales establecidos. El estándar referencial para plomo es 0.5 ug/m3 y para cadmio 0.025 ug/m3.

 El distrito de Mi Perú, al lado norte de la zona industrial de Ventanilla, abarca los asentamientos humanos Sagrado Corazón de Jesús, El Paraíso, Las Casuarinas, Virgen de Guadalupe, 7 de Junio, Confraternidad y Alcides Carrión.

Sus vecinos están expuestos a las emisiones de plomo y cadmio generadas desde el parque industrial; que aloja locales de fundición de plomo, fábricas de cobre, detergentes, alimentos y tratamientos de residuos oleosos. Las partículas tóxicas producidas por estas empresas son transportadas hacia las personas por el viento.

DEFENSORIA

La oficina Defensorial del Callao nos ha escuchado y alzó su  voz de protesta y exigió a la DIRESA Callao hacer exámenes de sangre a los vecinos que respiran el plomo para conocer realmente el daño de este metal en sus organismos.

“Lo que nos preocupa es que solo se ha hecho la medición en el aire, pero no a los afectados. Urge saber eso para que el Estado, como corresponde a ley, brinde un reporte médico y el tratamiento que requieren para su recuperación”, explicó La Dra. Heredia, titular de la Oficina Defensorial.

Consultado sobre este pedido, la DIRESA Callao aseguró que busca, desde hace meses y sin éxito, convenios con la Digesa.

 “La prueba es cara, cada una oscila entre los S/50 y S/80. Buscamos ayuda”, indicó el director de la Diresa Callao, Aldo Lama. “Al menos se debe priorizar y hacer la prueba a los niños de 2 a 12 años y a las madres gestantes”, respondió Heredia.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet
+1