Peso de edificios pone en riesgo acantilados de la Costa Verde

Un edificio de esta altura puede llegar a pesar 33.000 toneladas

En la parte alta de los acantilados de la Costa Verde, solo entre los distritos de Barranco y San Miguel, hay más de 85 edificios de más de 10 pisos que miran al Océano Pacífico o que están cerca del malecón, en los primeros 200 metros del barranco.

Un edificio de esta altura puede llegar a pesar 33.000 toneladas. En otras palabras, la Costa Verde actualmente puede estar soportando unos 2,8 millones de toneladas más que en 1990, cuando recién comenzaba a asomarse el boom de la construcción en esta zona de la capital. No es necesario ser experto para hacerse una pregunta: ¿el acantilado soportaría todo ese peso en caso de sismo de gran magnitud?

Esa fue la pregunta que dio pie a una investigación realizada por un grupo de ingenieros del Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid), brazo de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

El Cismid calculó que una franja de acantilado de la Costa Verde de 30 a 60 metros sería vulnerable a desprendimientos o una eventual caída en bloque si sucediera un sismo de 8,5 grados de magnitud. Ello, debido al peso que soporta por la cantidad de edificios y otras grandes infraestructuras.

“Hemos realizado diversos análisis del comportamiento geológico de la Costa Verde. Tenemos unos taludes bastante empinados y, aunque son relativamente estables, cada vez más la erosión del viento, la humedad y los sismos han devenido en desprendimientos. ¿Qué ocurriría en un sismo de magnitud 8,5? Se han hecho modelos numéricos donde se muestra que va a ver una deformación importante. Va a tener un desplazamiento importante o un colapso en bloque que caería. Se trataría de una franja de entre 30 y 60 metros”, dice Zenón Aguilar Bardales, subdirector de Investigaciones del Cismid.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet
+1