Mirando el Mundo: USA vs RPD ¿Quién quiere la guerra?

Para evitar malas interpretaciones que es una tendencia del lector tercermundista comenzaré diciendo que, soy un libre pensador, abierto a todas las tendencias, felizmente reconocido por las comunidades científicas de Occidente, y de Oriente, muy especialmente de éstas últimas.  Aunque podría ser discutible considero que en sus orígenes el mundo fue socialista, y, terminará siéndolo, porque es la mejor receta política para lograr vivir en condiciones aceptables, en un mundo crecientemente inclinado a la intransigencia y a la imposición.

    Me considero un escritor poco conocido en Perú pero muy reconocido en la comunidad internacional, pues mi obra cumbre “El Espacio, el Derecho y la ONU” ha sido traducido a otros idiomas, y, es oficialmente libro de consulta de Naciones Unidas; precisamente en su preámbulo dice: «A Naciones Unidas confiando concrete el anhelo de ser baluarte de la Paz en la Tierra y en el Espacio Ultraterrestre” EUT. Es el único libro de habla hispana que tiene preámbulo de Naciones Unidas.

    Capaz la introducción ha sido amplia pero creo necesaria, porque soy un pacifista, y, no me siento adicto a la inaceptable Sociedad de Consumo en la que vivo. Estoy muy preocupado por la paz mundial, y, concretamente en la península coreana; y, estoy seguro que sobre ella hay una información sesgada, y, un casi total desconocimiento de la realidad.

    He sido muy cuidadoso en estudiar la historia y el pensamiento político de USA, he dado conferencias en Nueva Inglaterra y en el Estado de Nueva York, he seguido cursos diversos, conozco 27 Estados (incluido Alaska), y, soy un ex basquetbolista fanático total de la NBA, y, de mi equipo el Golden State Warriors de Oakland (California). Siempre simpaticé con el pueblo norteamericano y rechacé a su clase política, reconocida mundialmente como incapaz, entrometida en la política de los Estados y torpe en sus decisiones.

    También he conocido la RPD de Corea, Pyongyang, varias ciudades e incluso Pamunjom, (en el paralelo 38) que aunque no es frontera, es digamos el límite que la separa de Corea del Sur. Llevo muchos años estudiando Suché, la historia de Corea, y, especialmente de su gran líder Kim Il Sung y ellos han escogido una forma política de vida, basada en sus tradiciones, y, múltiples sacrificios a los que los sometieron sus señores feudales (Los Korios), el Imperio Japonés, y, en parte también USA en apoyo de Corea del Sur. Para sobrevivir han adoptado una política definitivamente militarista, y, al respecto cabría una gran pregunta ¿de no ser así, seguirían existiendo?.

    Ningún libre pensador y abierto a todas las tendencias políticas con respeto e imparcialidad, puede estar de acuerdo con aumentar las armas nucleares, ni estar rodeado de potencias armadas para las grandes guerras de exterminio, pero ya tienen este nivel: USA., la OTAN, varios Estados Europeos, China, Japón, Irán, la pacifica (que ironía) India, Pakistán e Israel. La propaganda occidental presenta a la República Popular Democrática como la única nuclear y belicista, lo que evidentemente no es cierto. La RPD, ha decidido desde la década de los años cincuenta ser una potencia nuclear porque considera que es la única forma de ser libre, soberana, y, aplica estrictamente la teoría de la Disuasión para no ser invadida lo que hasta hace poco parecía inminente por las permanentes provocaciones de Corea del Sur, y, las poderosas fuerzas norteamericanas establecidas en esa parte de la península.

    Esta preocupante situación para la paz de Asia y el mundo ha llegado a su punto mas álgido y peligroso. En efecto, la semana pasada la RPD ha probado con singular éxito su misil balístico intercontinental “FCBM” mas poderoso, el Hwasong-15, que pueden alcanzar la totalidad del territorio continental estadounidense (incluido Washington DF), pues tiene un alcance de 13 mil km suficiente incluso para abatir cualquier blanco en territorio de USA: Frente a este desafío que ha sorprendido al mundo occidental, USA ha respondido enviando a la península coreana ¡Nada menos! que 230 aviones que incluyen 12 cazas furtivos (6 F 22 Raptor y 6 F35) cazabombarderos  diseñados para la guerra electrónica. Siendo esta la primera vez que USA despliega los F22 Raptor, conocidos como aviones invisibles, y dotados de las mayores armas destructivas de su género; y, evidentemente, las armas hasta ahora de mayor peligro para el régimen comunista de Pyongyang.

    Es desde luego un espectáculo casi macabro que el mundo no quisiera ver, pero recurriendo a la estadística aliada de la tecnología de punta, hace más de 20 años que USA y su aliado Corea del Sur, practican este tipo de maniobras, cuyo único objetivo es evidentemente la RPD de Corea; siendo así, la única respuesta posible es acudir a la disuasión, de tal suerte que ahora el tema se puede reducir a esta máxima: «Si me atacas, destruyo tus ciudades», aunque resulta duro y trágico, esto es tenido muy en cuenta por el Pentágono, que no debe estar dispuesto a correr tan graves riesgos, y, aunque parezca paradójico, es lo único que impide por ahora, una guerra de imprevisibles consecuencias.

    Si nos pusiéramos en el término medio (que capaz China y Rusia deberían considerar) esta grave situación puede tener, aunque temporalmente una solución: Que USA deje de efectuar maniobras intimidatorias en la península coreana, que Naciones Unidas permita por lo menos que lleguen a la RPD de Corea alimentos y medicinas. De otro lado, la RPD de Corea debe cesar en sus provocadores experimentos nucleares, y, dialogar técnicamente con organismos científicos imparciales de la ONU, para ejercer algún tipo de control en esta carrera incesantemente militarista. La solución es difícil pero posible, si es que ambas partes deponen sus actuales actitudes maximalistas.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet
+1