El Sentido de vivir con salud y armonia

Hacerle frente al estrés y lograr una vida plena, en la que el disfrute y el tiempo de ocio tengan un espacio importante, es una meta totalmente posible, para lo cual es fundamental organizar mejor el tiempo y seguir diversas recomendaciones.

“Todos los días nuestras emociones y pensamientos necesitan un espacio elegido para relajarnos, pasar tiempo libre, disfrutar en armonía con nosotros mismos, desconectarnos de la oficina, de las labores de la casa”, dijo la psiquiatra Vanessa Herrera, del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi”

Sostuvo que el mundo actual castiga el descanso y lo considera como “una pérdida de tiempo”, pero es exactamente todo lo contrario pues sin él hay una alta probabilidad de desarrollar problemas físicos y también mentales.

Recomendaciones:

1) Desterrar creencias irracionales. Hay muchas personas con dificultad para desconectarse del trabajo y no disfrutar del tiempo libre debido a que desde niños han sido bombardeados con mensajes irracionales como que “serás bueno y valioso solo si trabajas mucho o te esfuerzas demasiado”. Eso es falso. Nosotros somos valiosos incondicionalmente”.

Otros, dijo, han sido parte de familias donde se premiaba solo después de haber demostrado por largo tiempo ser buen niño o estudiante. “Frente a eso debo decir que uno debe permitirse ser feliz día a día. Los premios deben ser cotidianos, no solo en Navidad”, sostuvo.   

2) Darse permiso. La doctora comentó que frente a las ideas irracionales antes mencionadas, hay que trabajar en “darse los permisos necesarios” para ser felices.

“Es necesario recordar que debemos encontrar el equilibrio y permitirnos disfrutar de la vida. Si pensamos que trabajar sin descanso siempre es la mejor opción, tarde o temprano eso afectará nuestra salud emocional”.

A veces estamos en tantas tareas, importantes todas y nos olvidamos de nuestra propia salud mental, que debe ser prioritaria. Eso puede cambiar, dijo, si nos damos permisos para descansar, para disfrutar lo que nos hace felices.

3) Organizarse. Si ha pasado largo tiempo sin tomar un descanso y no sabe por dónde empezar, la psiquiatra recomendó pensar en al menos cinco cosas que en el pasado siempre le gustaron: tal vez leer, dibujar, compartir tiempo con la mascota, pasear, nadar, etc.

“Cada una de estas cosas tenemos que escribirla y programarla en nuestro día a día. Lo recomendable es que el ocio no solo sea el domingo, los feriados o las vacaciones. Todos los días debemos destinar una hora o una hora y media

para disfrutar nuestros hobbies”.

“Poco a poco vamos a darnos cuenta de que no es tan importante pasar largas horas en el trabajo. Invertir tiempo en nosotros va a disminuir dolores en el cuerpo, malestar, preocupación, tristeza, insomnio, mayor irritabilidad y conflictos en otros escenarios”. 

4) Buscar ocio saludable.  Lamentablemente, en la actualidad hay un uso y abuso de dispositivos electrónicos, razón por la cual el mejor descanso es el que está alejado justamente de estos aparatos. La especialista recomendó buscar el denominado ocio saludable, que busca un mayor contacto con la naturaleza y nuestros seres queridos.

“Si se tiene niños o hijos adolescentes, la idea es promover un ocio activo para disfrutar momentos con ellos y de pasada hacer ejercicio.  Sin él, las personas irremediablemente se sentirán más cansadas, de mal humor y pueden desarrollar diversas enfermedades”.

Pidió no olvidar que los padres son modelos para sus hijos y si a ellos se les hace difícil desconcertarse del celular y la tablet, será difícil decirles a sus hijos que lo hagan.  

5) Disfrutar el presente. “Debemos disfrutar el presente, esta vida que es la única que tenemos, celebrar nuestros pequeños logros. Hoy me desperté. Me fui a caminar. Hoy tengo a mi pareja, hoy tengo a mis hijos, celebro esta vida, hoy comí rico, sonreí”.

Permitirnos reencontrarnos con nosotros mismos es algo que nos va a permitir recobrar la salud emocional. 

“Cada vez la gente trabaja más para darle más a sus hijos, pero es necesario hacer un alto para valorar y disfrutar lo que se tiene”. Es mejor invertir en hacer un viaje en pareja, en familia, en tiempo compartido en vez de comprar más y más cosas.

6) Hacer Ejercicio.  Una de las actividades que puede ayudar tremendamente a desconectarse de la rutina es el ejercicio. 

Está demostrado que la actividad física es un relajante natural y nos ayuda a estar más tranquilos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda caminar por lo menos media hora al día y dedicar unos 15 minutos a la reflexión con uno mismo. Algunos los emplean para rezar o disfrutar de su espiritualidad. 

“Muchos jóvenes, por ejemplo, estudian y no se permiten tiempo de ocio, para bailar, cantar, escribir, dibujar, cosas que antes disfrutaban. Siempre les decimos que, si lo hacen, su rendimiento laboral y académico mejorará significativamente. Está demostrado que los chicos que disfrutan de un juego activo tienen mejor salud mental y los adultos mayores experimentan un mayor bienestar”, comentó.

7) Dar y recibir afecto. “No expresamos afecto. No decimos te amo, te quiero, que importante eres en nuestra vida. Cuando no hay afecto en la familia, las relaciones se van a deteriorar, así como el respeto, sobre todo durante la vida adolescente”.

El afecto auténtico debe ser explícito, señaló la experta. “Es importante decir cosas como estoy orgulloso de ti incondicionalmente. Abrazar, dar besos, celebrar. Está demostrado que el fomento del afecto desde la infancia temprana tiene un gran impacto en la vida adulta de las personas”.

8) Vivir sin culpas.  “Hay personas ‘trabajólicas’ que cuando entran a las vacaciones no se permiten disfrutar de un tiempo libre, tienen mayores síntomas de ansiedad y depresión y eso les afecta emocionalmente. No se permiten disfrutar y casi todo el tiempo están preocupados, se sienten culpables si se dan un descanso”, manifestó la experta.

Dijo que este tipo de sentimientos se dan con mayor frecuencia en las mujeres que no saben distribuir los quehaceres del hogar equitativamente.

“Las mamás no tienen que ser heroínas, ni inmolarse. Ser solo mamás va a afectar terriblemente su salud. Tenemos muchas amas de casa con síntomas de infelicidad, que están con obesidad, que se descuidan, que no tienen tiempo de hacer actividad física, que se han aislado totalmente y piensan que deben sacrificarse por sus hijos. Esa es una creencia errónea. La idea correcta es valorar a los hijos, disfrutarlos, crecer con ellos, pero poniendo límites a todos para cuidar nuestra propia salud física y emocional”, anotó. 

Subdecano de la prensa nacional
Share4
Tweet
+1