“Con telemedicina se salvan vidas en zonas alejadas en el país”

Doctora Sussy Alvis Zúñiga es experta en telemedicina y orienta a profesionales de la salud que en las PIAS atienden a madres gestantes, niños y niñas.

    Sussy Alvis Zúñiga es médica radióloga, especialista en imágenes y jefa de la Oficina de Telemedicina de la Dirección de Salud de la Marina. Gracias a la tecnología tiene contacto con las plataformas itinerantes de acción social (PIAS) para supervisar, en tiempo real y en lugares remotos, a madres amazónicas gestantes.

Pocos médicos radiólogos manejan la telemedicina, pero Sussy lo hace desde el 2013, cuando la Marina la capacitó para que se hiciera cargo de esta tecnología médica que le sirve para validar ecografías o resolver una emergencia obstétrica de alguna madre gestante amazónica que llega a las PIAS.

Esta profesional de la salud quiso ser policía, su padre fue general de la PNP y se identificó con el trabajo de su progenitor desde pequeña, pero su madre, enfermera, le enseñó a aplicar inyectables y la convenció, con hechos, que había otras maneras de salvar vidas.

Hoy es, además, especialista en mamas y experta en evaluar mamografías, pero también ecografías. Gracias a la telemedicina sus conocimientos están al servicio de las comunidades y familias asentadas en las diferentes cuencas de la  selva peruana.

“Con estos equipos tecnológicos llegamos a los puntos de frontera en donde las PIAS encuentran a las poblaciones alejadas. Cabo Pantoja, ubicado a orillas del río Napo, o El Estrecho, al borde del río Putumayo, limitan con Ecuador y Colombia”, cuenta.

El uso de esta moderna herramienta ha permitido disminuir los riesgos de mortalidad materna perinatal, señala. El año pasado, por ejemplo, las PIAS atendieron nueve partos, y en esta primera campaña del 2018 ya fueron tres.

Durante las jornadas que realizan las PIAS Napo I, Morona, Putumayo I y Putumayo II, la doctora Alvis Zúñiga, junto con su equipo de trabajo, evalúa diariamente si el ecógrafo está conectado a la cámara para poder visualizar.

“A las 08:30 horas realizamos pruebas de conectividad a todas las PIAS, incluidas las del lago Titicaca. Cuando todo se halla ‘ok’ estamos preparados para hacer control de la gestante y recibir emergencias ginecoobstétricas, como sangrados y dolor, y también las pediátricas, como tumoraciones. Si es necesario se evacua a hospitales”, explica.

La doctora Alvis Zúñiga se vincula al sector público hace más de dos décadas. Empezó haciendo su residencia como médica radióloga en el hospital de Policía, luego su internado en el hospital Arzobispo Loayza, y en 1997 cumplió su servicio médico rural en el centro de salud Puerto Nuevo, en el Callao. Antes del nuevo milenio ingresó al hospital de la Marina, al que sigue unida por vocación.

Su especialidad le permite detectar el cáncer de mama. “La detección precoz salva vidas”, dice, y si a eso se añade la innovación tecnológica las mujeres tienen la posibilidad de regresar a sus familias sin miedo y dispuestas a cumplir su tratamiento.

“A la Marina le dedico mi tiempo y desarrollo profesional, y de ella recibo cada día la oportunidad de afirmar mi compromiso por salvar vidas. Por la telemedicina asumo ese compromiso”.

Subdecano de la prensa nacional
Share3
Tweet
+1