Inventores peruanos ganan oro y plata en Ginebra con inventos: CASCARA DE HUEVO TIENE CALCIO PURO QUE PREVIENE ARTROSIS

Dos grupos de inventores peruanos lograron obtener las medallas de oro y plata por sus proyectos sobre alimentación y el aprovechamiento de la energía solar, presentados en la 46 Exhibición Internacional de Inventos realizada en Ginebra, Suiza.

Se trata de los proyectos para la obtención de sales de calcio de las cáscaras de huevo (oro) y del sistema de control de temperatura para estructuras habitables (plata) elaborados por los investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

El proyecto ganador de la medalla de oro fue realizado por los investigadores del grupo Itepa, Sandra Sarango, Erick Álvarez y Omar Troncoso, en colaboración con la empresa Ovosur S.A.

Los inventores determinaron la concentración de carbonato de calcio como componente principal de la cáscara de huevo con un nivel de pureza superior al 95%. Luego lo pulverizaron y calcinaron para obtener óxido de calcio. Al mezclarlo con diferentes ácidos, se obtienen sales de calcio que sirven como aditivos alimentarios.

Es decir, las cáscaras de huevo que desechamos a diario, después de freír o hervir un huevo, pueden servir para fortalecer alimentos que nos ayuden a mantener nuestros huesos y músculos.

“Realizamos diferentes pruebas, se comparó con otros productos y así obtuvimos que nuestro producto tenía un alto nivel de pureza”, afirmó Álvarez.

Agregó que estas sales no son un producto de consumo inmediato y aditivos que forman parte de los alimentos o productos industrializados que sí están más ligados al consumidor y que ayudan a darles diferentes beneficios nutricionales.

El proyecto ganador de la medalla de plata nació el 2015 cuando la empresa Domos Perú S.A.C. se acercó a la PUCP para realizar un invento que ayude a solucionar los problemas de friaje en zonas de bajas temperaturas.

Enrique Barrantes, Ronald Mas y José Miguel Pérez, tres investigadores del Laboratorio de Energía y del Grupo de Innovación en Tecnología Energética y Ambiental (GI-Team) de la PUCP, junto con investigadores de Domos Perú crearon un sistema a partir de energía renovable.

“Consiste básicamente en aprovechar la energía solar, acumularla térmicamente y transformarla en energía eléctrica para los elementos de control y de distribución de energía térmica dentro de un domo, el cual tiene capas aislantes, para mantener un nivel de temperatura confortable entre 20°C y 25°C frente a temperaturas extremas de -5°C y -10°C”, explica Barrantes.

Este invento fue puesto a prueba en Mazocruz, una localidad en el departamento de Puno, que es uno de los lugares que sufre el problema de las bajas temperaturas.

Share3
Tweet
+1
Subdecano de la prensa nacional