¡Castigo a la no asistencia!

Se está convirtiendo en una muy mala costumbre que, por la llamada “estrategia electoral” el candidato, o, los candidatos que encabezan la intención de voto, en un cargo determinado que incluso puede llegar a la Presidencia de la República, no arriesguen su privilegiada situación asistiendo a debates (se supone sobre planes de gobierno); ya ha pasado antes, con resultados aparentemente “positivos” como el último caso de Luis Castañeda Lossio en su elección como Alcalde Metropolitano.

         Precisamente en las últimas elecciones municipales para Lima Metropolitana, el hasta entonces rezagado Enrique Cornejo Ramírez quien triunfó ampliamente , en esa especie de debate que se hace con todos (y son muchos candidatos), avanzó rápidamente hasta pisarle los talones al poco locuaz lambayecano que al final, gano por muy poco, al emergente popular “Tio Bigote” ahora bastante rezagado, tanto por su sonado rompimiento con Alan García y su grupo de incondicionales, como por ser inquilino de un “vientre de alquiler” muy poco apreciado y venido a menos.

         El caso de Enrique Cornejo fue un aviso muy claro y contundente, que las propagandas electorales tienen ahora (y felizmente para la democracia) varios matices diferentes a las tradicionales. Ahora ya no hay mítines que eran el plato fuerte de antaño, complementados por al propaganda en radio y televisión. Ahora es muy importante el moderno manejo de las redes sociales, las franjas electorales gratuitas y obligatorias en los medios de comunicación que promueve el Jurado Nacional de Elecciones “JNE”; y, muy en especial el “debate” televisivo que con asistencia de todos los candidatos  prepara el JNE.

         Para esta elección concretamente, el JNE promovió con muy buen criterio, un pacto ético que entre sus puntos principales, contemplaba el compromiso de asistir todos a un debate que organizaría el JNE, en los 2 últimos domingos anteriores al 7 de Octubre. Todos menos el muy especial y beligerante Ricardo Belmont, firmaron el compromiso; y, desde luego, tenían el compromiso ético de cumplirlo. Con argumentos contradictorios y francamente pueriles Renzo Reggiardo que hace meses encabezaba con cierta comodidad la intención de voto, no asistió el último domingo al debate previsto y pactado. Consumada su torpeza y falta de madurez política, pretende ahora enmendar su increíble desliz, organizando con el rebelde Belmont un debate entre los 2 punteros (lo eran hasta hace pocos días), lo que ha sido aceptado por las mismas razones por las que fue propuesto, esto es que los 2 han bajado significativamente en las encuestas.

         Según la muy seria encuestadora Datum y publicado este jueves 27 en el cotidiano Perú 21, tanto el rebelde como el inexperto, han bajado significamente en la intención de voto. En efecto, Reggiardo ha descendido de 19% a 14.3%, mientras Belmont ha bajado de 10.3 a 8.8%. Los beneficiados con este justo castigo popular han sido Daniel Urresti que ha pasado de 9 a 14.3%; Jorge Muñoz que subió de 1% a 3.5%; y Alberto Beingolea que ascendió de 2 á 3.3%. Aunque falta escuchar al combativo “Tío Bigote” este domingo, y, podría aprovecharse de la situación, lo que si parece inevitable es que el rebelde (Belmont) como el inexperto (Reggiardo) han comenzado a entonar el viejo tango “Cuesta abajo en mi rodada”.

         Ante tanta desventura en nuestra política, salpicada de escándalos y mediocridades, estas últimas experiencias deberían llevarnos a exigir que todos los candidatos,  están obligados a presentar un plan de gobierno real (y no copeado) y asistir a los debates programados por el “JNE”. Capaz esta muy útil medida, no arregle todos los problemas, pero por lo menos, nos dará la oportunidad siquiera de conocer y escuchar a nuestros numeroso y huidizos candidatos.

         A propósito del tema electoral comentado para Lima. Aquí en el Callao se han producido situaciones similares que esperamos también tengan un castigo democrático ejemplar. Así por ejemplo, el candidato supuestamente favorito para ganar la Alcaldía de Ventanilla (ya debe ser Provincia) Pedro Spadaro Phillips, ha sido el único que no asistió al “debate” de candidatos en Ventanilla, este acto soberbio y anti-democrático merecería un castigo electoral el próximo 7 de Octubre; donde sin mucho entusiasmo esperamos un cambio en el Callao.

         Aquí en el Callao debido a que hace más de 20 años que las elecciones las gana el Movimiento Regional Chimpum Callao, los candidatos de este grupo político, o, sus candidatos afines no se toman la molestia de debatir, cuando entidades privadas han promovido debates; y, este año que dicho movimiento no interviene directamente, pero si a través de otros grupos de fachada pero afines, tampoco lo hace; evidentemente en una muestra de seguridad y de soberbia. Los “debates” que ya se han producido tanto para la Gobernación, como para la Alcaldía Provincial, han contado en promedio con la asistencia de alrededor del 50% del número total de candidatos. Debido a que aquí no tenemos las encuestas que en Lima si se presentan con oportunidad, no sabemos si estos desplantes anti-democráticos, tendrán el justo castigo electoral que se merecen; sin embargo, si los electores chalacos fueran realmente democráticos y éticos deberían castigar en las urnas este tipo inaceptable de hacer política (capaz muy a la chalaca).

 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet
+1