¿Injurias a una mujer?

No hay en el mundo nada peor que una mujer, excepto otra mujer” dijo Eurípedes hace mucho tiempo y también Schopenhauer dijo alguna vez que “La mujer es un animal de cabellos largos e ideas cortas”

Pero afortunadamente Richter replicó “Para el hombre que tuvo una buena madre, todas las mujeres son sagradas en memoria a ella”

Todas esas injurias felizmente pasaron a la historia, no vale la pena ofenderse, recordemos esta vez lo que acertadamente expresó Napoleón Bonaparte: “Podemos elevarnos muy por encima de aquellos que nos insultan… perdonándolos”

Se dice que la mujer es el sexo débil, pero en muchos aspectos es más fuerte que el hombre, no cabe duda que él puede realizar trabajos más duros y levantar peso, porque además tiene la fortaleza de la resistencia.

En cambio, la constitución orgánica de la mujer es más débil, porque tiene ovarios, resiste las actividades constantes y prolongadas que no requieran esfuerzo físico y que no sean violentas…

Ya se conoce la resistencia física de una mujer a través del tiempo, por eso Dios le dio la posibilidad de ser madre y engendrar hijos, ¿el hombre lo aguantaría? Ya conoce la respuesta…

Envidiar, tener celos profesionales, vivir frustraciones, no conocerse, no saber lo que vale y tener poca autoestima, llevan al ser humano, hombre o mujer a la peor de las actitudes… yo me refiero usualmente en mis conferencias a la “cultura del no éxito peruano” es decir a esa actitud desesperada, inaguantable de quien no soporta el éxito ajeno y trata por todos los medios de traerse abajo a la persona a quien envidia, no importan los métodos, el fin supera todo límite, caiga quien caiga.

Las mujeres somos seres especiales, pacientes, creativas e ingeniosas, persistentes, llenas de coraje y voluntad, caminamos por sendas de cualquier trabajo por arduo y sacrificado que sea, generalmente practicamos la honradez, somos responsables y vivimos en el amor, así lo asegura Virgilio “el amor lo puede todo” y este sentimiento lo demostramos como  mujeres en nuestras vidas diarias en todos sus aspectos: en nuestro papel de  madre, compañera, amiga, hermana, esposa o trabajadora incansable.

Por eso el 8 de marzo se festeja el Día Internacional de la Mujer, no porque este sea el único día en que se le rinde un homenaje, sino que es la fecha en que se recuerda la importante y loable labor que desempeña la mujer en la sociedad en que viva.

Por eso Ghandi en forma pacífica expresó: “Es mejor que hable por nosotros nuestra vida, más que nuestras palabras”

 

¡FELIZ DÍA MUJER, HOY Y SIEMPRE! 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet