Más de 70 personas cobraban pensión 65 cuando figuraban como fallecidas

Luego de un trabajo de verificación y filtración de datos que realizó la Unidad Local de Empadronamiento de la Subgerencia de Salud, Población y Registro Civil de la municipalidad de Sullana, descubrió a 77 usuarios que habían fallecido pero que sus familiares continuaban cobrando el bono entregado por el programa “Pensión 65”.

Tras el exhaustivo trabajo donde se realizaba el sinceramiento de los datos de las personas empadronadas se detectó que 234 beneficiarios serían separados toda vez que no cumplían con los requisitos exigidos por el estado para integrar el programa.

La responsable de esta Subgerencia, Florita Chávez-Arroyo Mauricio, manifestó que en el trabajo realizado de enero a octubre de este año, de los 234 usuarios suspendidos, 77 ya habían fallecido y sus familiares continuaban cobrando la pensión y 135 usuarios no tenían la condición de “pobres”, según las visitas domiciliarias que se realizaron en coordinación con los encargados del programa.

Asimismo, la funcionaria indicó otros motivos por los que se les separó del programa fue porque cambiaron de dirección, por cotejo masivo ONP y por renuncia voluntaria.

Con este sinceramiento de datos de los 2154 inscritos, ahora quedan 1990 pensionistas inscritos en toda la provincia y continuarán realizando las visitas para corroborar la información y que se beneficie a las personas que  lo necesitan.

Por su parte el Programa Nacional de Asistencia Solidaria aclaró ciertos puntos a través de un comunicado.

Ellos niegan que los familiares de los difuntos hayan cobrado irregularmente dicha subvención. También precisan que en cada padrón bimestral de usuarios, el Programa realiza el cruce de información con la base de datos de Reniec y el SIS, así como las visitas domiciliarias.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet