Mirando el Mundo: ¿Quién es Donald Trump?

Considero que después del derribamiento del Muro de Berlín, la elección de este polémico personaje como el 45º Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, es el acontecimiento político mas importante en estos últimos 50 años, entre las finales del siglo pasado y los 16 años del actual. Durante los últimos meses, tanto a nivel Perú, como en todo el continente americano, de lo único que se trataba respecto  a este personaje eran aspectos negativos. Así veamos, para los medios de comunicación era : homofóbico, destemplado, ególatra, malcriado, racista, anti-feminista, incendiario, extremista, y por supuesto me estoy quedando corto. Nunca vi, ni escuche nada positivo. Es por este exagerado “apuñalamiento mediatico”, que nadie entiende como este «demonio» se ha convertido legalmente en el 45º Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, todavía el país mas poderoso de la tierra.

    Este sub decano de la Prensa Nacional tiene gran experiencia en análisis político, nunca creyó estas exageraciones, y, fue el único diario nacional  (¿y capaz continental?) que predijo el triunfo del cuestionado candidato republicano. Ahora que todavía continúa la ignorancia colectiva creemos llegado el momento de responder ¿Quién es Donald Trump?.

    Donald John Trump nació el 14 de junio de 1946, hijo del inmigrante alemán Fred Trump y de la descendiente escocesa Mary Anne MacLead. El pequeño y rubio Donald era travieso, osado y rebelde, por lo que fue expulsado de su colegio el Kew-Forest School  Hills, en el barrio de Queens-Manhatan donde nació. Para dominar su rebeldía y mal carácter fue enviado a la Academia Militar de Nueva York, donde lo enderezaron y enseñaron a ser disciplinado. Sus estudios nunca fueron su fuerte, y, menos aún la lectura, siendo ganado por el pragmatismo continuó sus estudios en la Escuela de Negocios Wharton de la U de Pensilvania, donde se graduó con regulares notas, en lo que sería su pasión para siempre: el Sector Inmobiliario; como su familia se dedicaba a este lucrativo negocio dejó los estudios y comenzó a ganar mucho dinero.

    El temperamental y activo Donald fue siempre muy activo y trabajador, teniendo como fondo sus negocios inmobiliarios, y, sus astutas transacciones comerciales, su buen pasar le permitió practicar con éxitos otras actividades afines a los espectáculos, concursos de belleza y sintonizados espacios televisivos y radiales. Así pues, fundo la Trump Organization especializada en hoteles lujosos, juegos de azar y paquetes turísticos por toda la Unión. Es considerado una celebridad televisiva, por sus múltiples roles en la pantalla chica, especialmente como presentador y animador del reality show “The Apprentice de la NBC” con extraordinaria sintonía por once largos y triunfales años (del 2004 al 2015). Su empresa inmobiliaria Trump Organization fundada en 1971, pese a sus altibajos, es una de las razones que en la actualidad su fortuna se calcula en alrededor de 4,000 millones de dólares.

    En el plano personal ha sido un hijo, padre y hermano promedio, y, puede decirse al respecto que es muy norteamericano (pese a su sangre teutona). De porte atlético y muy bien parecido, utilizó bien su 1.88 mts de estatura, repartidos en sus 90 bien trabajados kilos. Se casó con muy bellas y cotizadas mujeres del cine y la televisión. Con la checa Ivana Zelníková (1977-1992), con la inteligente y guapa empresaria Marla Maples (1993-1999), y, con su actual esposa, la actriz y modelo eslovena Melania Knauss con quien se desposó en el 2005, y, es madre de Baron (su último hijo). También es padre de Donald Jr. Ivanka, Eric y Tiffany, todos los cuales de una u otra forma están ligados al gran imperio económico Trum, especialmente la muy eficiente Ivanka.

    Las altas y bajas de su positiva actividad en el importante negocio de los bienes raíces ha mejorado mucho, especialmente a finales de los noventa. Así por ejemplo en el año 2001 terminó la Trump World Tower, un enorme edificio residencial de 72 pisos, vecino de la sede oficial de la Organización de Naciones Unidas en Manhattan. Al mismo tiempo empezó a construir el Trump Place, un enorme y lujoso desarrollo inmobiliario a orillas del Hudson River, Donald tiene propiedades mundialmente conocidas como la Trump International Hotel and Tower un bello edificio de 44 pisos mas  penthouse; y, se considera el empresario que tiene mayores propiedades y edificaciones, en la muy cotizada isla de Manhattan (Nueva York) sede de la Organización de Naciones Unidas.

     A pesar de no ser muy apegado a las letras, se dice que con ayuda de expertos, escribió su único libro “El Arte de volver” donde narra con descarnado lujo de detalles, sus experiencias en la debacle financiera en los años noventa “El Arte de volver” y la casi prodigiosa manera como logró superarse, y, salir cual Ave Fenix del mundo financiero.

    La única explicación que encuentro para entender porque Trump fue tan atacado, antes y especialmente durante la reñida contienda electoral, es que los “expertos” todavía no conocen al verdadero Trump; y que, al ser un deslenguado e irreverente, se sale del molde de los políticos falsos (la inmensa mayoría), calculadores que solo plantean lo que les puede redituar votos, y, eluden en todos los tonos decir la verdad para no incomodar a la clase política, cada vez mas desprestigiada, aburrida y últimamente derrotada.

    Para demostrarlo basta con algunos ejemplos: En Inglaterra gano el “brexeit” (salir de la Unión Europea); en Colombia ganó el no, contra los acuerdos de paz luego de años de difíciles negociaciones en La Habana; y, en España se rompió el equilibrio entre los 2 grandes partidos, que ha generado varios meses de desgobierno virtual.

    La verdad que todavía no se acepta es que, el mundo ha cambiado, en política cada vez vale menos esconder las cosas, el establishment en occidente ya no encaja con los deseos de las clases medias y populares, la política necesita urgentemente un cambio, y, nos guste o no, el ajustado pero legitimo triunfo de Trump en USA, hay que tomarlo como un ejemplo de lo que será el mundo a partir de ahora. Solo nos queda prepararnos porque estamos entrando a un mundo diferente.

 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet