Motorizado muere al chocar con soga en la calle

Un joven repartidor de balones de gas murió al impactar contra el pavimento luego que su motocicleta chocara con una soga instalada en los alrededores del colegio nacional José María Arguedas, en Canto Grande, San Juan de Lurigancho.

Víctor Hilario Torres Saavedra (28) transitaba por la calle Las Gardenias para atender un pedido pero no se percató de la soga y salió impulsado de la moto y cayó sobre la pista. Murió desnucado.

Un vecino responsabilizó del hecho a la Asociación de Padres de Familia (Apafa) de dicho centro educativo, pues recordó que ellos colocan la soga para impedir el paso de vehículos durante la hora de ingreso y salida de los escolares, pero se olvidan de retirarla

El director del colegio admitió que sí tenía conocimiento de que la soga era puesta todos los días, pero no quiso comentar sobre sí tenía alguna responsabilidad en el accidente porque adujo que tenía que ir a almorzar.

Rocío Ávila, esposa de Torres Saavedra, pidió que la muerte de su cónyuge no quede impune y que se determine a los responsables, ya que consideró que todo se debió a una negligencia.

Los padres de familia del colegio José María Arguedas retiraron la soga una vez ocurrida la muerte del joven repartidor de gas.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet