Gobierno Regional limpia cauce del río Chillón

Se dan la mano. Con el objetivo central de dar tranquilidad a más de cinco mil familias de los distritos limeños de San Martín de Porres y Puente Piedra, desde ayer  el  Gobierno Regional del Callao, con equipos de maquinaria pesada  inició los trabajos de limpieza del cauce del río Chillón.

Acompañado de los alcaldes de San Martín de Porres y Puente Piedra, Adolfo Mattos y Milton Jiménez,  el gobernador regional Dr. Félix Moreno, supervisó los trabajos de descolmatación e informó sobre las medidas y acciones de prevención que se están realizando para evitar el desborde del río.

“Ante el llamado de los alcaldes de la jurisdicción por un desborde, estamos haciendo un trabajo conjunto y  preventivo para descolmatar el río, ampliar las riberas y esto permitiría darle tranquilidad a todas las familias de la zona”, explicó el Dr. Moreno Caballero.

Los trabajos de limpieza de los fondos del Chillón continuarán por varios días

El funcionario se refirió a estas labores señalando que cuando de por medio está la vida humana, se debe poner en práctica la solidaridad, sin egoísmo y distingo de de nada.

 ”Cuando la vida humana está en peligro, la ayuda no conoce de jurisdicciones, límites ni fronteras. El trabajo de prevención que hemos hecho en el Callao, hace cuatro meses, nos permite estar tranquilos. Y si podemos apoyar a los distritos de Lima con nuestra maquinaria y trabajadores, en buena hora. En eso estamos”, manifestó el Gobernador Regional.

Desde muy temprano, cuadrillas de trabajadores de la Región Callao y personal de la Gerencia de Servicios Públicos y Medio Ambiente de los dos municipios de Lima Norte, empleando maquinaria pesada, retiraron gran cantidad de maleza, desperdicios y desmonte que  irresponsables vecinos arrojan durante la noche, convirtiendo a esta zona en un basurero.

Los trabajos de limpieza de los fondos del Chillón continuarán por varios días, con el apoyo de quince maquinistas regionales que operan dos cargadores frontales, dos volquetes, un tractor oruga y una retroexcavadora, para disminuir los riesgos de  futuros desbordes que afectarían las viviendas de las casi 30,000 personas que viven en San Diego, en San Martín de Porres y en el asentamiento humano Nueva Esperanza en Puente Piedra.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet