Fábricas contaminan colegios y centro de salud con gases tóxicos

Sectores urbanos marginales de Ventanilla, están afectados por contaminación ambiental.

Alumnos de hasta tres instituciones educativas, un local de salud así como dos sedes alternas de la Municipalidad de Ventanilla, son las más afectadas por contaminación de gases tóxicos, según un minucioso trabajo de investigación  realizado por el gobierno local de ese distrito.

Pese a este grave atentando contra la contaminación hasta dos ministerio, Medio Ambiente Energía y Minas no habrían asumido su responsabilidad hasta hoy.

Según la información el monitoreo se realizó el pasado mes de marzo en diferentes sectores poblacionales de Ventanilla, teniendo como referencia los estándares de calidad ambiental nacionales e internacionales.

“Los más afectados por efectos de esta contaminación serían en primer término alumnos de la Institución Educativa “Nuestra Señora de Belén” y la Oficina de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la Municipalidad Distrital de Ventanilla”, sostiene el comunicado de esa comuna edil.

Ingenieros ambientalistas instalan equipos para investigar contaminación con gases tóxico.

De acuerdo a los resultados del monitoreo también estarían afectados los colegios “Niño Jesús de Praga” de Pachacútec, Virgen de Fátima así como el Centro de Salud Parque Porcino y la Oficina de Servicios a la Ciudad.

En este último caso y de acuerdo al monitoreo en esos sectores poblacionales, se registró la presencia de partículas de metales pesados que se acercan al límite permitido por los estándares nacionales.  

Los trabajos de investigación fue promovida por la Gerencia de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental, el pasado mes de marzo, en simultáneo por 10 diferentes puntos del distrito.

La investigación identificó gases compuestos por dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y demás metales pesados, cuya presencia ponen en riesgo a nuestra población.

Según los resultados, la I.E. Nuestra Señora de Belén y la Oficina de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental MDV, son las más afectadas por la presencia de dióxido de azufre con 45.75  y 160.5 µg/m3 (microgramos por metro cúbico) respectivamente, superando el límite de 20 µg/m3 permitidos, según los valores establecidos por el estado peruano.

Estas cifras alarmantes también se observan en el Centro de Salud de Parque Porcino que registra 803.2 µg/m3 de dióxido de nitrógeno, excediendo ampliamente los 200 µg/m3 permitidos, número al que se acerca el Centro de Salud Hijos de Grau.

Uno de los diez sectores en Ventanilla, monitorea el grado de contaminación por gases tóxicos.

El estudio identificó además algunas fábricas relacionadas directamente con la generación de emisiones contaminantes en el distrito, estos resultados se sumarán una segunda investigación, que se viene realizando por las zonas centro, sur y Pachacútec.

En la parte superior de locales públicos miden los focos contaminantes que afectan mayormente colegios y sede municipales.

“Pese a que en constantes oportunidades, nuestros estudios fueron rechazados por la Fiscalía Ambiental, aduciendo la falta de competencias de la Municipalidad, los resultados serán entregados a las autoridades competentes para sustentar nuestras denuncias y realizar las correcciones necesarias en bien de nuestra comunidad”, dice un comunicado de la Municipalidad de Ventanilla.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet