Diócesis chalaca alista festividad del Corpus Christi

Monseñor José Luis del Palacio presidirá las actividades de Corpus Christi.

Todo va quedando listo para la festividad religiosa de este fin de semana, con ocasión de las celebraciones del Corpus Christi en todas las parroquias de la jurisdicción de la Diócesis chalaca.

Es bueno recordar que la festividad religiosa con la presencia de Jesucristo en la Eucaristía, fieles de los cuatro decanatos, será presidida  por Monseñor José Luis del Palacio, en su calidad de Obispo del Callao.

Según el cronograma  y conocimientos de los fieles del decanato IV, la ceremonia central se realizará en la parroquia San Pedro Nolasco, el sábado 17 de Junio, a las 4 de la tarde.

Por otro lado, para los fieles de los decanatos I, II y III será el domingo 18 de Junio, a las 10 de la mañana en la Parroquia “Cristo Liberador”, en el Cono Norte del Callao Cercado.

“Cabe recordar que para una mejor organización de este importante evento diocesano, se ha dividido la fiesta en dos días”, sostuvo ayer el Obispo del Primer Puerto. 

Como es característico de cada año, el Obispo del Callao, Monseñor José Luis del Palacio, junto al presbiterado chalaco, recorrerá las calles de nuestra Provincia Constitucional, acompañando en procesión al Santísimo Sacramento.
          La misa de Corpus Christi, con la procesión y bendición, es una oportunidad especial para avivar la fe en el amor de Dios, ya que Jesús proclamó como centro de su doctrina que comer su cuerpo y beber su sangre salva a las personas.

EXPLICACION DE LA FIESTA

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía.

Este día recordamos la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.

Es una fiesta muy importante porque la Eucaristía es el regalo más grande que Dios nos ha hecho, movido por su querer quedarse con nosotros después de la Ascensión.

¿QUE ES LA EUCARISTIA?

La Eucaristía es uno de los siete Sacramentos. Nos recuerda el momento en el que el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo. Éste es el alimento del alma. Así como nuestro cuerpo necesita comer para vivir, nuestra alma necesita comulgar para estar sana. Cristo dijo: “El que come mi Carne y bebe mi Sangre, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.”

EN QUE NOS AYUDA
          Todos queremos ser buenos, ser santos y nos damos cuenta de que el camino de la santidad no es fácil, que no bastan nuestras fuerzas humanas para lograrlo. Necesitamos fuerza divina, de Jesús. Esto sólo será posible con la Eucaristía. Al comulgar, nos podemos sentir otros, ya que Cristo va a vivir en nosotros. Podremos decir, con San Pablo: “Vivo yo, pero ya no soy yo, sino Cristo quien vive en mí.”

EUCARISTIA
          Después de rezar el Credo, se llevan a cabo: el ofertorio, la consagración y la comunión.

Ofertorio: Es el momento en que el sacerdote ofrece a Dios el pan y el vino que serán convertido en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Nosotros podemos ofrecer, con mucho amor, toda nuestra vida a Dios en esta parte de la Misa.

Consagración: Es el momento de la misa en que Dios, a través del sacerdote, convierte el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo. En este momento nos arrodillamos como señal de amor y adoración a Jesús, Dios hecho hombre, que se hace presente en la Eucaristía.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet