Comisión para investigar corrupción en el Callao

    Con el voto unánime de los 107 parlamentarios presentes, y, a iniciativa del Frente Amplio se acordó en el primer Poder del Estado conformar una comisión multi-partidaria para investigar la corrupción en el Callao. Exactamente el texto dice: “encargada del seguimiento denuncias y recomendación por los presuntos actos de corrupción en la Provincia Constitucional del Callao”. No se hicieron esperar los comentarios Marco Arana quien sustento el pedido, dijo que diferentes instituciones, gremios y público en general reclamaba esta medida. Por su parte el siempre punzante Yonhy Lezcano afirmó que en el Callao existe un historial de malas autoridades judiciales y fiscales que hace tiempo son acusados de encubrir estos actos de corrupción. Jorge Castro del Frente Amplio hizo hincapié que en el Ministerio Público y en el Poder Judicial, se debe identificar a las autoridades que permiten estas múltiples acciones dolosas.

    Como abogado en ejercicio y catedrático universitario creo imprescindible poner sobre el debate y a priori algunas conclusiones, capaz invirtiendo, por necesidad el orden cronológico que exige la metodología. Según el Art. 2º inciso e) de la Constitución “Toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad”; sin embargo, y por supuesto con cargo al debido proceso, se puede decir de un modo general pero muy claro y rotundo EN EL CALLAO SI EXISTE CORRUPCION. Siempre en nuestros editoriales, conferencias y artículos hemos sostenido dando claros indicios y hechos muy concretos que en nuestro querido Callao “reina”  la IMPUNIDAD, que desde mi punto de vista alienta y vigoriza la corrupción.

    La situación en el Callao es tan grave, que tenemos seriamente que tomar la determinación de luchar contra sus dos grandes flagelos: la corrupción y su “primo hermano” la impunidad. Si es necesario buscar culpables, probarles sus múltiples fechorías, denunciarlos y llegado el caso aplicarles los mas severos y ejemplarizantes sanciones, pero no lo demos como prioritario, ni personal ni llenos de odio, todo ello caerá por su propio peso, si de verdad todos colaboramos para ayudar a conseguir pruebas, dar testimonios, conseguir testigos, y, presionar a las autoridades encargadas cuando estas demoren, o, no cumplan su función. Para limpiar nuestro Callao de tantas lacras y sinvergüenzas no podemos, ni debemos comenzar por los odios personales y deseos de venganza; y, muchísimo menos para repartirnos el botín político, que se supone dejará chimpum luego de un cuarto de siglo de cuestionadísima gestión.

    Como chalaco y como ciudadano decente comprometido con mi pueblo, me satisface que el Parlamento Nacional ¡Por fin! Haya tomado la ineludible decisión de investigar la enorme cantidad de coimas, mafias, agendas, raras y reiterativos nombramientos de choferes – guardaespaldas como gerentes, ayayeros, e, incondicionales, entre muchísimos otros ilícitos; sin embargo, no deja de preocuparme que muchos líderes de estos justos reclamos, ya estén pensando en la venganza, se les nota  un odio evidente, y, mas evidente aún su no disimulado propósito de sustituir en el poder a los presuntos corruptos, en las delicias y las enormes ventajas que otorga precisamente el poder. Por esta contrapuesta realidad, todavía no muy convencido, pero confío que las autoridades esta vez como se dice criollamente “se pongan las pilas”, se olviden de encarpetar denuncias, y, mediante el debido proceso sancionen drásticamente a los culpables porque más de 20 años de impunidad ya es demasiado, para una sociedad hostigada y extenuada de la galopante inseguridad ciudadana, y, la creciente falta de empleo.

    Hemos llegado a una situación límite, donde hablar del Callao es pensar en corrupción e inseguridad, no pensemos que esto solo lo arreglarán las comisiones del Congreso y nuestras autoridades policiales, fiscales y judiciales, nadie debe rehuir a colaborar, por mas peligroso que esto pudiera ser. A la Comisión Investigadora del Congreso de la República debemos darle todo nuestro apoyo, que sepan que, aunque sea por esta vez confiamos en el Parlamento. Gremios como Fentenapu, Sutep, Sindicatos, Frentes de Defensa, Asociaciones, dirigentes vecinales, y, todo tipo de organizaciones incluyendo diferentes tipos de jubilados están cordialmente invitados a esta gran cruzada cívica, para a través de memoriales, y, todo tipo de indicios razonables y/o pruebas, apoyen a los legisladores en esta función difícil, complicada, y, siendo realistas incluso riesgosa, confiamos por esta vez, que la proyectada comisión no terminará como tantas otras, en el olvido, mediatizadas, o, frenadas por leguleyadas mas o menos hábiles.

    No creo que seamos escuchados, pero la prensa independiente debe plantear cuestiones, al margen de cualquier pesimismo, porque nuestro deber nos impone presencia y exigencia: Esta comisión multipartidaria que está por formarse, no debe considerar a ninguno de los 4 congresistas por el Callao. Al margen que gran parte de la población no confía en ellos, somos un pueblo relativamente pequeño donde todos de una u otra forma nos conocemos, y, sin prejuzgar preferimos que no existan amistades, compadrazgos ni partidarismos de por medio. Así creemos la imparcialidad podrá estar garantizada; en un asunto tan serio y trascendente como la proyectada Comisión Investigadora.

    Al terminar este editorial insistimos, no desaprovechemos esta gran oportunidad, distrayéndonos en mutuas acusaciones, odios y rencillas. En lo que a este sub decano de la Prensa Nacional concierne, no estuvimos en ninguna planilla, ni nuestro personal  formó parte del grupo de choferes, porteros u oficinistas regionales y/o provinciales, ni mucho menos hemos cobrado por artículos, o, primeras planas; sin embargo, como todo en la vida, uno puede fallar por comisión, u, omisión, capaz en este segundo rubro pudimos tener fallas, por eso para superar con creces cualquier omisión, ofrecemos a la Comisión Investigadora del Congreso de la República, nuestro total apoyo y cooperación.

 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet