ATRACTIVO FÍSICO O APARIENCIA FÍSICA

Fisiológicamente hablando el ser humano es una pieza extraordinaria del proceso evolutivo creado por Dios: cada uno es único e irrepetible, eso lo conoce, pero su apariencia física es importante en su vida, ¿verdad?

 

Analicemos la diferencia entre su atractivo físico y su apariencia física.  El primero se debe a su herencia genética, es decir, a cómo la hicieron su papá y su mamá, mientras que la segunda es modificable y sobre todo para las mujeres mucho más que para los varones.

 

Se puede hacer un cambio de look: cortarse el cabello, teñírselo, ondulárselo o laceárselo, colocarse uñas acrílicas, usar accesorios deslumbrantes, ponerse zapatos con tacos altos, maquillarse, ir a visitar al cirujano estético y conseguir que su apariencia física sea agradable para usted.

 

Cuando se sienta usted abatida, triste, deprimida, con temor, dolida no se sumerja abandonándose y descuidando su apariencia y aspecto en general.

 

Aunque parezca ilógico es en estos momentos cuando más necesita arreglarse, cantar, sonreír y mantener una actitud positiva y de entusiasmo por la vida.

 

Existe un pensamiento que refleja lo dicho: “Todos pasamos por momentos de sufrimientos, decepciones, temores y depresiones… pero ¡no es necesario que se le note! Ni tampoco que lo grite a los cuatro vientos.

 

Cuando se habla de la autoestima no puedo dejar de aconsejar que no se compare con nadie y mucho menos se fije modelos demasiado elevados.

Todos los seres humanos somos seres comunes y corrientes, la diferencia está en cómo se siente y actúa cada uno.

Existen muchos profesionales que pueden ser de gran ayuda para cambiarle el look, muchas veces un detalle hace la diferencia.  No dude en consultarlos.

Además del atractivo y de la apariencia física tenemos el atractivo personal, que muchas veces habla más que los anteriores.  Se basa solamente en el aspecto humano y personal y tiene muchos encantos por descubrir.  Se puede encontrar con una mujer que no corresponde al ideal de belleza propiamente, pero cuando conversa con ella y la conoce, queda prendado de ella.

Independientemente de la apariencia física es importante llevar la belleza interna de los valores y normas espirituales para volverse  una persona atractiva.

¿Cuándo es una persona atractiva?

Cuando con ella podemos compartir algo más allá de la belleza física.

Cuando nos acerca una buena y amena conversación, cuando compartimos la ética y algunos valores, cuando descubrimos detalles de su personalidad, gestos de dulzura y ternura y con sentido del buen humor.

Que la gente prefiere a las personas confiadas y seguras de sí mismas es un hecho real.  A todo el mundo le gusta estar cerca de personas con capacidad de decisión, entusiastas, perseverantes, alegres y llenas de vida.  La persona que tiene confianza en sí misma es activa, dinámica, actúa, aporta y enriquece con su presencia a los que la rodean.

¿Cuándo adquiere confianza en sí misma?

Cuando es capaz de soportarse, amarse, quererse y merecerse todo lo mejor.  Cuando es capaz de relacionarse con otras personas de igual a igual, cuando puede entablar una conversación con un extraño, cuando es capaz de hablar de un tema con conocimiento y experiencia.

Si no es usted una persona que actúa socialmente o laboralmente nunca podrá tener vivencias personales y consecuentemente no tendrá seguridad en usted misma.  Son las experiencias propias las que la guiarán por el camino seguro de la autoestima personal.

Trate de vencer sus temores, limitaciones, situaciones que le causen ansiedad, miedos y dolores de estómago, enfréntese a ellas con coraje, aprenda con golpes que a veces le duele pero enseñan, rectifique sus errores y supere…no se estanque, se arrepentirá cuando ya no pueda volver sobre sus pasos.

Recuerde que cuando se siente como una persona segura, caminará, se reirá, bromeará, mirará a los ojos, y hablará con más espontaneidad y soltura, sus movimientos serán más naturales y seguros.  No deje de sentir esa maravillosa sensación que le cambiará la vida.  Se lo aseguro.

 

Subdecano de la prensa nacional
Share1
Tweet