Algunas conclusiones del “Caso Guerrero”: Pueblo peruano dolido con exagerada sanción

El pueblo está ávido de buenas noticias, se siente golpeado por nuestro deficientes y corruptos gobernantes, todos cuestionados, algunos sancionados, todos investigados, y, algunos con orden de captura interna-cional. Si le agregamos la creciente inseguridad ciudadana y aumento del costo de vida (por citar los mas urgentes). Toda esta negatividad para la gran mayoría de peruanos se ve, de alguna manera por los increíbles éxitos de nuestra triunfante selección de fútbol, siendo el artífice principal conductor y líder de ete puñado de héroes populares, nuestro gran capitán Paolo Guerrero.

               Su sanción exagerada y sorpresiva por sus demoras y contradicciones, nos ha sumido a todos en un innegable shock emocional cuyo impacto es difícil medir, pero muy fácil comprobar en el desaliento y la furia colectiva, de la gente que en general no entiende mucho lo que esta pasando, pero reclama airadamente olvidándose temporalmente que, en realidad, hay problemas mucho mas serios y trascendentes.

               Con la finalidad de presentar lo mas real posible la grave situación de nuestro mejor jugador (que si es imprescindible en nuestra selección), y, procurando ser lo mas desapacionados nos permitimos ofrecerles algunas conclusiones:              

               1.- Paolo ingirió una sustancia prohibida por la FIFA, hace algunos años. Tenía que demostrarse que fue involuntaria y que no tuvo intención de aprovecharse de ella, para tomar ventaja, si asi lo comprobaba, no eliminaba la sanción pero si la disminuía significativa-mente, porque lo evidente e innegable es que si hubo negligencia (no intención).

               2.- Hasta donde ha podido saberse, su equipo de abogados  y personal de ayuda si demostró que no hubo intención, ni se procuró sacar ventaja de la sustancia prohibida. Esto se demuestra con el hecho evidente que se le rebajó la sanción.

               3.- Una pregunta que sigue flotando en el ambiente es ¿El personal médico y dietético de la Federación, no supervisa lo que toman y comen los seleccionados?

               4.- La WADA (por sus siglas en inglés) es una organización privada, cuya principal misión es combatir el uso de drogas, alucinógenos y otras sustancias psicotrópicas, especialmente entre los deportistas de alta competición. Su Consejo Directivo está formado por personalidades (anti-drogas) de varios países, tiene su propio financiamiento; y, sus competencias y atribuciones para participar en los procesos sancionados de la FIFA, son reconocidos y aceptados por ésta. Sus atribuciones son vinculantes no solo con la FIFA, sino con todas las Federaciones Deportivas reconocidas a nivel mundial.

               5.- Muchos opinaron en su momento (incluido el Director de este Diario) que no era conveniente que Paolo apelara la rebaja de la suspensión, porque con esto le daba la oportunidad y el motivo  a la WADA para que haga exactamente lo mismo. Es decir, era mucho menos probable que ésta reaccionara, si se hubieran aceptado los 6 meses de sanción porque el objetivo de la WADA, es que se castigue necesariamente aún la negligencia y no acepta la impunidad por ingerir sustancias prohibidas.

               6.- La defensa legal de Paolo, dicho sea de paso, muy cara y numerosa no puede considerarse positiva, porque aconsejó mal al enviar la apelación lo que “despertó” a la WADA, evidenciando falta de estrategia y desconoci-miento de como “piensan” los organismo internacionales ligados al deporte. En este punto concreto y vital, le faltó dominar lo que los abogados denominamos jurisprudencia comparada. Su táctica debió ser contrarrestar los argumentos de la WADA, no reafirmar lo ya aceptado por FIFA, y que, generó la rebaja en la pena a 6 meses.

               7.- Si bien es cierto que la legislación FIFA le impide ser parte del proceso, cuando se sanciona a un jugador en particular, la Federación Peruana de Fútbol, ni siquiera moralmente apoyó a Guerrero, manteniendo silencio, inacción y sacó comunicados fríos y sin sustento, dando toda la impresión que se desatendía del caso. Algo así como decir en el “argot popular, ese es tu problema”. Solo ante la presión mediática del público y los medios de comunicación, han aceptado ya muy tarde ir donde el Presidente la FIFA, para junto con Guerrero solicitar una especie de indulto.

               8.- Aunque no está expresamente prohibido en los estatutos y procedimientos de la FIFA, tampoco está contemplado el llamado “indulto” (el término no es muy deportivo ni internacional) que han ido a solicitar el Presiden-te de la Federación Peruana y el propio Paolo Guerrero. Sobre el caso concreto no hay antecedentes, porque en este caso la WADA ha sido parte del proceso, y, su reclamo admitido por la FIFA; en una especie de tercera instancia, que va contra los Principios Generales del Derecho, que si contempla y exige la doble instancia. Se pudo buscar una fórmula intermedia que facilite el caso por excepción. En este caso también hay un asesoramiento legal deficiente, y, especialmente extemporáneo.

               9.- El Swisotel donde concentra la selección no ha colaborado con la defensa de Guerrero, desde el primer momento ha preferido mantenerse al margen, y, no ha colaborado especialmente en el caso de mozo que atendió a Paolo, y que, por error o mala fé le dio el té con la sustancia prohibida. Se dice que este hotel de franquicia internacional envió un informe pedido por la FIFA, y que, coincidentemente contradecía la defensa de Guerrero. Este es un punto no aclarado, y aquí, la Federación cliente de lujo del hotel debió presionar a favor de su capitán y mejor jugador.

               10.- Está demostrado que Guerrero no ha sido, ni es consumidor de drogas ni ningún tipo de sustancias psicotrópicas. Si ha cometido la negligencia de ingerir una sustancia prohibida, que debió ser previamente supervisada por el personal médico y dietetico de la selección. Este personal es numeroso y bien remunerado . ¿Cuándo se aclarará este gran interrogante?.

               11.- Desde el punto de vista procesal y legal (de la legislación FIFA) existen remotas posibilidades que el tardío pedido de Oviedo y Guerrero tenga éxito.

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet