Para octubre, candidatos como cancha… Y en el Callao,…sin aprenderse la lección

Lo primero que asoma en este valle electorero es el pillaje para pasar o burlar las vallas que señala la ley. Los más duchos, que ya llevan varios lustros encaramados en el sillón edil y la presidencia regional (Hoy tú, mañana yo/Hoy yo, mañana tú) e  infiltrando a sus secuaces en algunos partidos de oposición con obvios propósitos, ofreciendo la seguridad de que al final de la contienda, empieza la disciplinada repartija. Es decir, que no quede huella ni aquí ni allá, y yo más atornillado en el cargo. Así lo hicieron en las elecciones del 2014, que perfeccionaron esas habilidades respecto a las del 2010, que ya habían superado a las del 2006 y así.

Los candidatos decentes que son pocos pero los hay, siguen sin entender, como es la nuez.

Ellos saben que lo importante no es lo que se sabe, sino lo que se hace con lo que se sabe. Pero la gente sólo ha visto el mal hacer y que les han hecho creer que eso es el bien hacer. Y, es que la mafia la sabe hacer y, para tal efecto ampliaron su abanico de la complicidad. ¡Todos lo saben! (PNP, Poder Judicial, Fiscalía, Procuradores, OCI´s, Consorcios empresariales, algunos sindicatos, algunos partidos, las bandas criminales, el narcotráfico, algunos mandos militares, congresistas, medios de comunicación, periodistas “especializados”, el JNE de su jurisdicción, igualmente la ONPE de su región, etc.  

En estas circunstancias ser candidato honesto es entrar al callejón oscuro lleno de sombras con puñal, y que es bien conocido por los de al frente.

Los electores, o los ciudadanos o los vecinos o como se les quiera llamar; seguramente quisieran que se les explique, por qué y cuándo una autoridad es buena o es mala y, por qué los actuales candidatos si serán excelentes y, cuáles son mis deberes y derechos a la hora de elegir y cuál es mi costo-beneficio por votar bien o mal.

Se debe empezar por medir la legitimidad de representación de las autoridades y se logra con una serena y aguda lectura de las actas del escrutinio en las elecciones pasadas (2014).

Generalmente las autoridades, con algunas excepciones, cuando saben o sospechan de su precariedad electoral, optan por los malos modales políticos, alejados de la transparencia y pulcritud, con alianzas políticas soterradas y transacciones corruptas para sobrevivir en el tiempo, amén de sobornos al periodismo mermelero. ¡Ah!, y a las encuestadoras.

La confusión viene cuando las autoridades electorales nos muestran las cifras (Votos y porcentajes) de los llamados “votos válidos”. Cuando se debería relacionar los votos obtenidos de los  candidatos respecto al universo electoral de una ciudad, región o del país. Pues las diferencias son el indicador inapelable que mide con exactitud medida la representatividad.

Para muestra, un botón: Los resultados electorales para Presidente regional del Callao. Conforme al conteo de las actas escrutadas (100%) de la ONPE; Chim Pum obtiene 200,082 votos que equivales al 33.27%  de los votos “válidos” emitidos. Pero resulta que el universo de electores en la Provincia Constitucional del Callao fue de 712,595 en ese año. Es decir estos eran los ciudadanos legalmente expeditos para elegir y ser elegidos conforme a ley.

De ese número de ciudadanos,  111,159 no fueron a votar, por a o b motivos,  pero es presumible que a la mayoría de esos electores les importó un comino las elecciones y 44,449 votaron en blanco, igualmente les llegó a las suelas el motivo electoral o no vieron a un candidato que valga la pena para emitir un voto “válido”. Y, 52,463 anularon su voto, cuyos motivos podrían ser los mismos.

 Sumados los que no fueron a votar, los votos en blancos y los votos nulos, son nada menos que 208,071 electores y por lo tanto la primera fuerza electoral del Callao, si lo comparamos con los votos del candidato ganador que obtuvo  200,082 votos, que respecto al universo electoral, representó el 28.19%, lo que puede indicar que el 71.81% (Incluyendo los votos de los otros candidatos)  es ciertamente el músculo electoral de la oposición.

No hay duda que hubo candidatos solamente para distraer para dispersar el voto y hacer entreveros en la campaña ya sea por mandato expreso o por estupidez.

Como se puede apreciar sin apasionamientos, no hay ganador en esta justa electoral que represente a la mayoría del electorado. En todo caso, como se estila decir en el Congreso de la república, lo que hay realmente son primeras minorías.

Esto puede explicar las causas o una de las causas de la debilidad de las instituciones democráticas del país. Del aburrimiento, desidia o bronca con los políticos de nuevo tipo, que surgieron luego de Fujimori, tratando de superarlo en las fechorías, que mientras perdure la impunidad será buen negocio.

Como los políticos “nacionales” ya no la ven, comienzan a insinuar la necesidad de implantar el voto voluntario. ¡Imagínense! Tendríamos autoridades electas con el 5% y menos del universo electoral de cada ciudad, región o del país. Y peor aun cuando es el lumpen la nueva expresión de la derecha derrotada. El asunto es que para muchos, ¡Negocios son negocios!

Pero, ¿A qué se debe el ausentismo en los sufragios? Muchas son las razones pero pocas las explicaciones. Las propuestas o mejor dicho las ofertas electorales de los candidatos honestos deben ser lo suficientemente estudiadas y lanzadas por los partidos antes de presentar a sus candidatos, inclusive propiciar el debate previo en la calle. La propuesta debería ser lo suficientemente  esclarecedora que ponga al descubierto al candidato pillo.

Los “analistas” que casi siempre son lobistas, sostienen que la propuesta es lo menos que se fija el elector, que sigue siendo la personalidad del candidato el tema central de los electores y los regalitos. Pero en esas elecciones del 2014, vimos que en Lima el candidato “Bigotes” superó a Susana al poner en tela de juicio las propuestas del “mudo”. Entonces las propuestas si valen, y, en el Callao, las propuestas, casi todas fueron pura fanfarronada y/o perogrulladas respecto a las reales demandas sobre la seguridad ciudadana, medio ambiente, desarrollo económico, gestión portuaria, empleo y bienestar.

En plena campaña, por ejemplo, Proinversión, el MTC y la APN decidieron lanzar un proyecto para desarrollar una Zona de Actividades Logísticas que sirve para agregar valor a las cargas, así como un Antepuerto en la que ambos ocuparan un área de 33 hectáreas dentro del perímetro de la Base Naval, (El colmo de la anti patria) y sería  operada por el sector privado (Fueron los chilenos los que hicieron la primera propuestas. A la municipalidad no dijo nada, tal vez por su entusiasmo a cobrar arbitrios, si tiene suerte. Y al gobierno regional, no era con él.  ¿Y los candidatos? Bien gracias, estaban ocupados cruzando los dedos antes de anuncio de “en Boca de Urna”… para llorar. Felizmente por otras consideraciones se paró ese “gran” proyecto. Este debió ejecutarse pero no dentro de la Base Naval.

¿Y LAS ENCUESTADORAS?

Bueno, estas tal vez mermeleadas daban ganador a sus clientes, anunciaban “resultados” mayores al 50%.

A las mafias políticas no se les enfrentan dispersos, salvo que ese sea el objetivo. Uruguay dio el ejemplo constituyendo el Frente Amplio con resultados contundentes. Y Chile para derrocar a Pinochet se unieron la Democracia Cristiana (Centro derecha) y toda la izquierda. ¿Qué esperamos?

 

Subdecano de la prensa nacional
Share4
Tweet
+1