¡Luchemos contra la anemia!

Aunque en nuestra edición del día de ayer dábamos cuenta, en base a información y  estadísticas proporcionadas por Diresa Callao, de que la Anemia había disminuido parcialmente en niños menores de 3 años en la Región Callao, ésta se mantiene alta en alrededor del 35%. Si observamos el panorama nacional, e, incluso mundial, estamos muy lejos de poder sentirnos optimistas; todo lo contrario desde este sub-decano de la Prensa Nacional que en Noviembre cumplirá 135 años como baluarte del chalaquismo y defensor de los derechos del Callao, lanzamos desde hoy una sostenida campaña para luchar contra este auténtico flagelo, contra la salud del Perú y de la población mundial; especialmente de los niños.

         La semana pasada se concretó, a través de un acuerdo del  Consejo de Ministros la implementación del Plan Nacional de Lucha contra la Anemia, que incluye como eje y conductor al Ministerio de Salud, comprende además el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y las 25 Diresas (Direcciones de Salud Regionales) a nivel nacional. De manera pues que el Plan Nacional está aprobado, los organismos y los Ministerios designados con un criterio amplio y general, teniendo el Perú indices muy altos y preocupantes.

         Para terminar con la parte burocrática del tema, pero en este caso muy útil por su urgente trascendencia, las acciones que se implementarán a nivel nacional y regional fueron suscritas durante la XXVII reunión ordinaria                     de la Comisión Intergubernamental de Salud, dirigido por la Ministra del Minedu y los Gerentes de las 25 Regiones. Entre los principales acuerdos figuran: la atención a las madres gestantes y la capacitación al personal médico y paramédico de las Regiones. El punto de referencia con los que se desarrollará el Plan Nacional de Lucha contra la Anemia parte de la base que la incidencia  de esta enfermedad en el país, afecta en la actualidad al 43.6 de los niños menores de 5 años (casi la mitad de nuestros niños a nivel nacional)

         Según la Organización Mundial de la Salud, la anemia se puede definir como una cantidad disminuida de glóbulos rojos, o, como una concentración disminuida de hemoglobina en la sangre, con un valor de hematocritos mas bajo de lo normal. La deficiencia de hierro constituye la causa principal de la anemia; y, las diversas enfermedades del aparato digestivo constituyen la causa principal de la anemia crónica, que es mas común en las zonas pobres, alejadas y desprotegidas en relación a los centros urbanos. Las personas que padecen anemia, al margen de su causa u origen, pueden presentar los síntomas siguientes: cansancio, mareos y permanentes dolores de cabeza. En el caso que la anemia sea leve, o de curso crónico, los signos que pueden presentar son : palidez de las mucosas, cara, uñas y pliegues palmares.

         Aunque el Consejo de Ministros al aprobar el Plan Nacional de la lucha contra la anemia considera a ésta como una enfermedad, la Organización Mundial de la Salud “OMS” no la considera una enfermedad, sino un «signo clínico». Consultados al respecto diferentes especialistas, consideran que, en efecto, no es una enfermedad en si, sino la resultante de varias situaciones anómalas y perjudiciales tales como: la falta de leche materna en los bebitos, la comida escasa en hierro, mala alimentación en general con falta de vitaminas; y, especialmente en las grandes ciudades, el ingesto excesivo y cada vez mas en aumento de la llamada “comida chatarra” a la que por desgracia es tan adicta nuestra juventud, y, que también se les da a los niños incluso en sus loncheras para asistir diariamente al colegio.

         La Anemia es un mal de nuestros tiempos, y, no es como podría creerse exclusivo de los países en vías de desarrollo donde impera la pobreza y la falta de alimentos. También se encuentra en países desarrollados, tal es el caso por ejemplo de los Estados Unidos de Norteamérica donde el 20% de los niños hasta los 5 años sufre algún grado de anemia. Tengamos en cuenta que a nivel mundial la Anemia afecta en general a un 30% de la población.

         Consideramos, dada la extrema gravedad de la situación, que es un paso adelante la creación de un Plan Nacional de Lucha contra la Anemia aprobado por el Consejo de Ministros, pero también se requiere el decidido apoyo del Congreso de la República, la Empresa Privada, las ONG que se dedican a este rubro, y, en general de todas las personas naturales y jurídicas que puedan aportar a esta lucha que tenemos que ganar, porque es un mal que afecta a toda nuestra sociedad especialmente a nuestros niños y jóvenes.

 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet