No investiga y se sospecha blindaje

Aunque queremos mucho al Callao y siempre defenderemos su prestigio y la rica historia que sustenta nuestro probado chalaquismo, no podemos negar lo evidente, y, algo que no necesita muchas pruebas ni procedimientos: en el Callao hay corrupción en todos los niveles, y, este flagelo que tanto padecemos, no es nuevo y achacable solo a las actuales autoridades. Aunque siempre lo hubo, hace por lo menos 20 años que paulatinamente ha ido «progresando», hasta llegar al pico en el que ahora estamos.

         En estos últimos años como Director del único Diario del Callao y para orgullo de todos los chalacos, el sub-decano de la Prensa Nacional, he recibido  infinidad de denuncias, lamentablemente casi todas verbales y/o anónimas; sin embargo, pese a esta falta de formalidad que permita su divulgación periodística y su proceso fiscal y judicial correspondiente, he podido percibir que el grado de corrupción es alarmante, abarca todos los niveles, y, esta cubierto con el generoso (y aberrante) manto de la impunidad. No justifico, pero como chalaco entiendo el temor de hacer denuncias documentadas, aunque los diferentes procesos cuyas irregularidades conocemos, tienen en si mismo pruebas e indicios que ya deberían haber condenado y sancionado a los lamentablemente muchos culpables, algunos de los cuales ostentan grandes cargos políticos desde hace años, y, como decía el gran periodista Humberto Martínez  Morosini  “Aquí no pasa nada”.

         Lo expuesto en los párrafos anteriores espero que sirva de marco de referencia para comprobar un hecho, digamos “corrupción extra-Callao”. En efecto, el Congreso de la República donde nuestra Región tiene solo 4 congresistas ha demostrado en los hechos, que no tiene ningún interés en fiscalizar (como lo ordena taxativamente la Constitución) las múltiples deficiencias y denuncias que se dan en el Callao, da la impresión de que mas bien han adoptado una actitud de “blindaje” para que finalmente los chalacos nos encontremos por enésima vez, frente a la corrupta impunidad.

         Con la ayuda del largo artículo “La Comisión Investigadora que no investiga” aparecida el Lunes 04 de Junio en el diario decano “El Comercio”, revisaremos esta especie de legicidio que está a punto de concretarse: El 14 de Diciembre del 2016, se presenta una moción multipartidaria para crear una Comisión Investigadora sobre el Callao. El 22 de Junio del 2017 el Pleno inició el debate para crear la Comisión, pero sospechosamente se pasó a un “cuarto intermedio” ante la astuta y concertada oposición de Fuerza Popular y el Apra.

         Ante la presión mediática y las innumerables denuncias de diferentes medios de comunicación, especialmente en la prensa escrita y televisiva, recién el 28 de Junio del 2017 (6 meses y 14 días después del pedido original) el Pleno aprueba la creación de la comisión con un plazo de seis meses para terminar la investigación; sin embargo, la bancada de Fuerza Popular (directamente implicada en el blindaje) recién el 19 de Abril nombra a sus 9 representantes lo que obliga a correr todos los plazos, pues por esta demora el grupo se instaló el 10 de Mayo del presente año, bajo la presidencia de Percy Alcalá de Fuerza Popular «FP», pero en la practica la instalación no ha significado absolutamente nada, pues completada la Comisión con representantes de otras bancadas, no ha sido citada a sesión, tampoco se ha presentado siquiera un calendario de trabajo, pese a que, según el acuerdo del Pleno sus funciones terminarán el 9 de Noviembre del presente año. Es válido presumir que sus miembros no tienen el menor interés en afrontar el tema, seguramente por intereses partidarios.

         En el supuesto (por ahora negado) que la Comisión cumpliera dentro del plazo con presentar su informe final con sus respectivas conclusiones – recomendaciones y solicitara sanciones y demandas, seguramente que muchas de estas recaerían en autoridades elegidas, ya el 7-10-2018, pues nos olvidemos que el gobernante movimiento Chim Pum Callao que no participa en los actuales comicios, pero si lo hacen sus principales líderes que, bajo diferentes agrupaciones políticas,  mayoritariamente en “Vamos Perú” y “Fuerza Chalaca”, postulan a todos los cargos electivos.

         La primera conclusión que sale claramente de las muchas acciones dilatorias para la conformación de la “Comisión Callao”, como nombramientos de miembros e instalación, es que no se ha querido actuar, para no dificultar la campaña política, y, los actualmente cuestionados candidatos que proceden de chim pum puedan re-elegirse en otros cargos. Esta claro que estos meses las tantas veces mencionada comisión, está “congelada” hasta que pasen los comicios para elegir Gobernadores y Alcaldes. No olvidemos que en las últimas elecciones nacionales los fujimoristas de Fuerza Popular, alcanzaron altísima votación y lograron 3 de 4 curules parlamentarios por el Callao ¿Es predecible y probable su estrecha vinculación con las actuales autoridades, que siguen su carrera política cambiando de camiseta?

         Lo que no es predecible sino que da toda la impresión de que es una realidad, es que las múltiples irregularidades y corruptelas que padecemos hace años, no serán seriamente estudiadas analizadas y aprobadas por la ya vapuleada y desprestigiada “Comisión Callao”; y, lo mas grave es que, pese a todos nuestros reiterados reclamos en el Callao seguirá prevaleciendo la impunidad, madre de todos los vicios.

 

Subdecano de la prensa nacional
Share
Tweet