Centros de Acogida Residencial (CAR) abren sus puertas en el Callao

Cerca de cuatro locales para el funciona miento de los Centros de Acogida Residencial (CAR) de urgencia, abrieron sus puertas en diferentes sectores poblacionales de la Provincia Constitucional, para atender  a las víctimas por violencia familiar.

En uno de los últimos centros implementados en el Callao   participó la Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Mendieta donde explicó la política de su sector.

Durante la ceremonia manifestó que, en lo que va del 2018, dicho portafolio atendió a cerca de 20 mil niños víctimas de violencia familiar.

La cifra fue revelada durante la inauguración de los primeros Centros de Acogida Residencial (CAR) de Urgencia, en la Provincia Constitucional del Callao, que atenderán de forma transitoria a las niñas, niños y adolescentes (NNA) en situación de abandono, riesgo social o desprotección integral.

Del total de menores atendidos, 12.279 son niñas (64%) y 6.896 niños (36%). El mes en que se registró la mayor cantidad de casos fue Abril, con 3.596 menores que fueron víctimas de estos hechos de violencia.

Las edades que se contemplan en estos casos  y que se les brinda atención, son de 0 a 17 años, quienes sufrieron violencia económica, psicológica, física o sexual.

De acuerdo con cifras del Mimp, la mayor cantidad de víctimas tienen entre 6 a 11 años (40% del total) y 12 a 17 años (42% del total). Y los hechos de violencia más recurrentes son los del tipo psicológico (47%), física (32%) y sexual (21%).

La ministra Mendieta también apuntó este martes que el 42% de la población considera que el castigo físico es una manera de corregir al menor y esta concepción debe cambiar.

Como se recuerda, a inicios de Junio se publicó el reglamento de la Ley N° 30403, que prohíbe el castigo físico y humillante para niños, niñas y adolescentes, también conocida como la Ley del maltrato infantil, promulgada en el año 2015.

El fin de la Ley N° 30403 es contribuir a la promoción de prácticas de crianza positivas que no impliquen maltratos, malos tratos y violencia en general.

La necesidad de esta norma recae en precisar los alcances de la aplicación de esta ley y regular las medidas para promover el derecho al buen trato hacia los menores.

Subdecano de la prensa nacional
Share2
Tweet