90% de la producción del café peruano se exporta

Los vientos fríos que bajan de Oxapampa y los vientos calientes de La Merced hacen de Villa Rica, en Pasco, el lugar ideal para la producción de café, pero los productores, lejos de encontrarse privilegiados, aseguran que se encuentran “sobreviviendo” ante las adversidades para su comercio.

En 1970, los padres de Madeleine Huerta fundaron Huerta Café en Villa Rica. Actualmente, ella administra el negocio familiar que hace cuatro años producía 20 hectáreas y ahora solo 6.

La cooperativa a la que pertenecía y en la cual exportaba el 100% de su producción le recibió café hasta julio. La producción de agosto no se vendió, pues le ofrecían el pago de 90 céntimos por kilo del grano pergamino.

A estas dificultades se suma que la mano de obra para trabajar el café ha aumentado. Madeleine cuenta que debe pagar S/ 40 por jornal a sus colaboradores, que equivale a 8 horas de trabajo en el campo.

Según Andrea Flórez, presidenta de la Cámara de Turismo y Producción de Villa Rica, Perú tiene 15 regiones y 365 distritos productores de café; sin embargo, el 90% de la producción se exporta porque en el país no se consume café peruano en cantidad.

“El precio del café se encuentra controlado por la Bolsa de Valores, que fijó el monto en US$ 96,5 por quintal, cuando el costo de producción es de US$ 130 a US$160; es decir, los productores peruanos se encuentran perdiendo dinero”, alerta.

Consumo interno

En 1983, Luis Jara compró una chacra en Villa Rica, plantó café y fundó Cosecha de Oro. Sobrevivió a la época de violencia interna y pasó de producir un quintal a cien al presente año. “Siempre hemos tenido el mejor café, pero se llevan la materia prima fuera”, señala con preocupación.

La estrategia actual de Jara para mantener vigentes sus 15 hectáreas es la misma de muchos productores: impulsar el consumo interno y que cada vez más peruanos opten por comprar café peruano. “Se admira mucho el café de fuera y no se valora el peruano”, lamenta.

El caso de Central Unitaria de Asociaciones Agrarias de Villa Rica (Cunavir) ha sido reconocido por la Unesco. Más de 200 productores de café de la zona están asociados y combinan sus productos para ofrecer café de alta calidad. Al igual que en los otros casos, la mayor parte de su producción se exporta porque no encuentran en el Perú un público acostumbrado al consumo del café peruano.

Hairo Centeno, gerente general de Aroma de Montaña, pertenece a la cuarta generación de la familia Centeno dedicada a la producción del café. “El puntaje máximo del café es de 100 puntos. En Villa Rica hemos llegado a un registro de 94 puntos”, precisa.

Para su comercialización, los productores deben certificar su producto cada año, por lo que la receta que utilizan siempre varía, dependiendo del clima.

En medio de un panorama poco favorable para los productores, el 24 de agosto se celebró el Día Nacional del Café, que trajo a Lima a cafeteros para realizar una feria que busca impulsar el consumo interno. La Expo Café Villa Rica, organizada por la Municipalidad de Lima, tiene como lugar la Plazuela de las Artes del Teatro Municipal y se quedará hasta el domingo 26 de agosto.

 “Planté café en mi chacra y cuando se vivió la época de violencia al interior del país, decidí quedarme. Siempre hemos tenido el mejor café”.

 “El café que vendemos en Villa Rica pasa por pruebas que detallan el aroma, el sabor, el cuerpo y el sabor de nuestros productos”.(Fuente LR)

Subdecano de la prensa nacional
Share13
Tweet