Descubren proyecto a partir de la utilización de aguas residuales

Alumnos de la UNAC durante la premiación después de ganador un concurso para mejorar el tratamiento de aguas residuales.

Cuatro estudiantes de la Universidad Nacional del Callao (UNAC) han diseñado una nueva tecnología que busca mejorar el proceso de tratamiento de aguas para su reaprovechamiento.

La propuesta, bautizada como Synergie, permite obtener agua de calidad a través de la mezcla de líquidos residuales domésticos y efluentes ácidos de origen industrial; ello como resultado del fenómeno de sinergismo, explicado como la combinación de sustancias.

          Luigi Bravo, Fernando Alata, Roberto Muños y Nataly Feijoo, de la carrera de Ingeniería Ambiental y Recursos Naturales de la UNAC, presentaron su propuesta en la Tercera Hackatón 2,018 “Innova, emprende y soluciona los desafíos del sector minero energético” de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Ellos resultando ganadores de esta primera competencia tecnológica desarrollada en Julio como parte de las actividades “Rumbo a PERUMIN”, evento organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP). Para dicho concurso se presentaron 338 alumnos (79 equipos) de 28 universidades del país.

          Synergie: Reaprovechamiento de agua

“El agua obtenida de este proceso supera todos los estándares de la normativa ambiental vigente. Hemos validado los resultados con 32 metales y en todos se superó un 98% de reducción de concentración. El líquido obtenido cumple con todos los estándares de calidad ambiental, incluso para el consumo de animales”, sustentó el equipo ganador.

          Los estudiantes señalan que Synergie se presenta como una alternativa de solución para el sector minero, pues la construcción de su diseño a escalas industriales -que incluye un pozo mezclador de aguas residuales y un humedal- representa la cuarta parte de lo que se invierte hoy para construir una planta de tratamiento y significaría un ahorro de 50% en costos de operación y mantenimiento.

          Asimismo, destacaron su iniciativa como una tecnología limpia que permitiría utilizar el agua residual de poblaciones aledañas a los yacimientos mineros, eliminando las descargas sobre los ríos y permitiendo reutilizar las aguas ácidas de origen industrial.

          Actualmente, el equipo viene tramitando la patente de su iniciativa, la cual podrán incubar en el Centro de Desarrollo Emprendedor de la Universidad Esan y exhibir en la sala de innovación tecnológica del PERUMIN 34, la segunda convención minera más grande del mundo.

Carlos Gálvez, presidente del Comité Organizador del PERUMIN 34, tiene como lema “Minería, ciencia, innovación tecnológica y educación”, explicó que la alta demanda tecnológica de la minería es una oportunidad para que los jóvenes de diversos ámbitos y especialidades se involucren a ella, buscando su desarrollo profesional y empresarial, a través de diversos proyectos de innovación.

Subdecano de la prensa nacional
Share2
Tweet