Amenazan a niña que tuvo una hija tras violación

El 21 de noviembre del 2017, Lina denunció a su ex conviviente Elmer Sergio Chambergo Tapia (29) por haber violado a la menor de sus cuatro hijas. En ese tiempo, la niña tenía 9 años y fue abusada durante 5 meses.

La denuncia se puso en la comisaría de Ventanilla cuando la niña tenía 21 semanas y seis días de gestación, es decir, poco más de cinco meses. “A ella no se le notaba el embarazo. Tuvimos que sacarle una ecografía para darnos cuenta. “[Ella] se cubría el abdomen, no quería ir al colegio, se mostraba esquiva y no hablaba con nadie”, dijo la madre.

“Él iba a buscarla a su habitación, la jalaba y la golpeaba. Luego la amenazaba para que no diga nada. Le decía que eso solo tenía que quedar entre ellos. Se aprovechó de la inocencia de mi hija”, agregó.

Lina cuenta que luego de diversas diligencias se enteró de que el sujeto huyó. Tres meses después de fugarse, el pasado 23 de enero, Chambergo Tapia fue capturado en la ciudad de Chiclayo.

En un primer momento, el Ministerio Público pidió seis meses de prisión preventiva. Luego, se pidieron cuatro más para poder sacar el examen de ADN. El documento se obtuvo en mayo y probó que Chambergo era el padre biológico de la bebe que había dado a luz la menor.

Según la prueba, había 99% de coincidencia genética. A pesar de ello, el 20 de noviembre pasado, el juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Ventanilla, Iván Velasco López, ordenó su liberación.

“La decisión del magistrado indignó a la familia. El sujeto ya se había fugado una vez y, si quedaba libre, iba a ser muy difícil volver a encontrarlo”, indicó el abogado de la familia, Edgardo Zarzosa. En la audiencia del lunes pasado, se revocó el pedido de libertad y le dieron cinco meses más de prisión preventiva, que serán cumplidos hasta el 22 de abril del 2019.

Subdecano de la prensa nacional
Share5
Tweet