Pesada herencia deja gestión saliente en Bellavista

Montículos de basura se incrementa en las calles de Bellavista.

El colmo. En víspera del cambio de gobierno se acentúa la crisis en las municipalidades del Callao, dejando una pesada herencia a las autoridades electas con deudas gigantescas, basura en las calles, “compras fantasmas” y cientos de trabajadores “comiéndose las uñas” por su condición de impagos.

          Pero donde se acentúa mayormente el caos es en la Municipalidad Distrital de Bellavista, donde se calcula que la administración del alcalde Nander  Yoplac Villavicencio (sucesor de Iván Rivadeneyra), dejaría una deuda de más de 50 millones de soles.

          En ese “bolsón” se encuentran más de 200 empleados estables y otro tanto de obreros municipales, que mayormente tienen a su cargo el programa de limpieza pública y jardines.

          Ayer la secretaria general del SITRAMUN  Bellavista, Edith Riofrío, confirmó al Diario EL CALLAO que a partir de hoy cerca de 200 trabajadores iniciarán un  paro para exigir al alcalde distrital pago de sus beneficios sociales, que incluye escolaridad del año pasado, gratificaciones por Fiestas Patrias, por un monto de 6 millones de soles.

          Se sabe que a los obreros municipales la Municipalidad de Bellavista les adeuda más de 3 millones de soles, también por gratificaciones de la gestión de Iván Rivadeneyra a la fecha.

          “Lo tenemos claro acerca de nuestra posición. Mañana (hoy nos vamos al paro), porque es insostenible nuestra situación. Felizmente los vecinos han encontrado en nosotros en un gran aliado, ya que se solidarizarán debido a que no les recogen la basura”, dijo Edith Riofrío, secretaria general del sindicato de trabajadores municipales.

          Se sabe también que esta gestión edil le debe “velas a todos los santos”, ya que no solamente adeuda a los trabajadores empleados nombrados, obreros municipales, sino a proveedores.

          De seis vehículos para el recojo de basura en el distrito, solo uno funciona y a medias, mientras las labores de jardinería, no se nota por falta de herramientas.

          De acuerdo a la información llegada a nuestra redacción, últimamente la Municipalidad Distrital de Bellavista compró 112 llantas, 36 baterías, si solamente tienen en actividad un vehículo.

          Es decir estas “compras fantasmas”, de ser ciertas  esa información sería un motivo más que suficiente para que la Contraloría General de la República y Fiscalía del Callao, cumplan su rol.

          Esa corrupción enquistada  en la Municipalidad de Bellavista, cuando llegó el ex alcalde Iván Rivadeneyra, se multiplicó a la fecha y hasta hoy las instancias correspondientes, deben una explicación al vecino.

Subdecano de la prensa nacional
Share86
Tweet